sábado, 21 de noviembre de 2009

Hay rostros que dan miedo

Rostros sin tiempo, a veces sin nombre.
Rostros testigos, rostros cómplices,
rostros inocentes, rostros culpables, irresponsables.

Rostros de vivos y de muertos.

Rostros que marcaron nuestro destino,
nuestra llegada, nuestra partida y nuestro regreso.

Rostros del recuerdo y del futuro,
rostros que cambian el mundo y lo uniformizan,
rostros mercenarios, de violencia, de injusticia y de muerte
rostros revolucionarios, de paz, de comprensión y de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!