sábado, 21 de noviembre de 2009

Viaje

¿Camino a casa o sendero a la nada?
El paisaje no miente, engaña el punto de vista.

La chimenea y la nube, la carretera y los rieles,
la siembra y la cosecha, el sol y la lluvia.
El calor sobre el rostro, el rostro en la palabra

Me pregunto qué pasa.
Acelera el tren y luego para,
y después continúa y todo cambia.

Se altera el movimiento hacia la vida,
se entremezclan las perspectivas
cerca o lejos, claroscuro.

Las grúas, las montañas, la tierra,
las flores, los coches, el césped, el tren…

Todo cambia y vuelve a ser igual
tarde o temprano muere la vida
y renace otro campo, otra mirada, otra fotografía.

Queda la pregunta pendiente.
Aparecen cosas, árboles, antenas
del otro lado: nada.

Torres eléctricas y palabras “ventana de emergencia”.
Otoño y primavera, iglesias,
castillos y puentes, columpios.

Caballos y algunas vacas, camiones, veredas, nada.

Concepto abstracto la nada.
¿Refiere a lo mismo de siempre?
Grafitis, ladrillos, escaleras, aparcamientos y maderas.

Muchos edificios, mucha gente. Llegamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!