domingo, 20 de diciembre de 2009

El banco de esa plaza



Y ahí me senté
para sentir la madera
y esa anterior presencia que desconocía hasta ayer.

Me senté para volar
para ir más allá de la sensación
y trascendió mi mirada
por la fuente que se desprendía del centro del lugar
y me fui y así desaparecí
por eso no me ves, ahora estoy aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!