lunes, 28 de diciembre de 2009

En el instante invernal


¿No te da frío verme?
Al lado de la chimenea,
cubierta por una gruesa manta.

Allá afuera está la nieve
que se ve a través de la ventana.
Tú sonríes y me desarmas.

¿No te da frío verme?
Temblando, preguntando por qué tardabas.


Cierras la puerta lentamente y no me hablas.
Te acercas y me quedo sin palabras.

¿No te da frío verme?
Te sientas a mi lado y me recorres con la mirada.

No puedo moverme. Me abrazas.
Lo dices en mi oído y luego callas.
“No, no me da frío”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!