lunes, 14 de diciembre de 2009

¿Eras tú o quién?

Te vi parado en el andén.
Esperabas que la gente bajara del tren,
que luego los demás subieran.
Tu turno al final.

Estabas con tu pelo largo
cubierto por una bufanda
y un abrigo grande te llegaba hasta los pies.

Ni siquiera me miraste, yo no pude hablar.
Me pareció imposible que nos volviésemos a encontrar.

Estabas pensativo, como ansioso por algo más.
Yo tenía ganas de un abrazo. ¿Qué podría pasar?

Te vi parado en el andén.
Te vi y no sé si estuvo bien.
¿Eras tú o quién?
Quizás sólo fueron los deseos de verte,
pero no pude subirme al tren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!