domingo, 6 de diciembre de 2009

Íntimo

Bésame los labios y deja mi piel mojada.
Deseosa está el alma por sentirte amarla.
Háblame despacio, calma mi ansiedad.

Mi cuerpo tiembla, no puedo pensar.
Abanícame con caricias, déjate tocar.
Percibo tu dulzura, quiero probar tu libertad.

Acompáñeme en este viaje, necesito saber que eres real.
Después de tantas palabras y momentos
es difícil comprender esta fragilidad,
no puedo perderte, no quiero que te vayas, no me dejes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!