viernes, 1 de enero de 2010

El hombre de la máscara

Dedicado a A.C

Poeta y pintor
me hablaba de la esencia del ser,
del origen del Universo,
de la magia de la Luna y del mar.

Le cantaba a la vida con sus instrumentos
el lápiz, el pincel y la gaita.
Él me nombró Rosa de los vientos, guía de marineros.

Se ocultaba del mundo y lo observaba.
Me escribía las palabras más sinceras y bellas.
Yo no sabía quién era pero conocía su frontera,
su amor por la mitología y la naturaleza.

Un día se fue. Me abandonó.
No sé si acaso le causé dolor
o simplemente así lo decidió.
Mi vida no es igual sin aquel protector,
pero las rosas deben sobrevivir al invierno.

Ojalá supiera donde está, si volverá.
No quiero seguir sin su amor, es mi mejor amigo.

¿A dónde has ido cantor?
Seguro has encontrado otra flor
a quien regalarle tu poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!