lunes, 25 de enero de 2010

Necesito tener un recuerdo contigo

“Siempre te veo, pero nunca llego a ti”
Eres un sol, iluminas mis días grises 
y me conmueves con tu poesía.

Me fascina el mundo como me lo muestras,
a veces tus palabras me señalan cosas que creía olvidadas,
entonces recupero la esperanza.

Extraño tus mensajes.
El cielo está revuelto en estos días, 
llueve y hay mucho viento. ¿Lo mágico? 
 Pude caminar bajo la lluvia y dejarme bendecir por el cielo.
¡Fue una liberación! Sentí la calma,
como que todo iba a estar bien.


De pronto un sueño se hace realidad
cuando recupero las palabras escritas
en nuestra conexión universal,
atados por la rosa de los vientos de la forma más libre
pues ella se  expresa en el amor.

Sólo anhelo escucharte,
recuperar el sonido de tu voz,
el timbre, el tono y la intensidad.
Abrazarte fuerte para tenerte siempre conmigo
pero que seas libre para volver a volar.

Necesito recordar las sensaciones
que me provocaba estar a tu lado,
los sentimientos y emociones encontrados
en el instante de la belleza de verte.
Tocar tus intenciones silabeadas.

Raro es el deseo de revivir una existencia pasada,
una que desconozco con certeza pero siento que existió.
Te llamo con mi corazón y sólo recibo eco.

Necesito tener un recuerdo contigo.
Algo nuevo que compense esta especie de olvido,
este imparable paso del tiempo.
Ojalá te encuentre, o que tu lo hagas,
que seamos de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!