viernes, 26 de febrero de 2010

Extras

A veces me olvido de que estoy aquí.
Es la costumbre de escucharte, de verte andar.
Es tu expresión, tu rostro, tu manera de hablar.

Y luego surge la diferencia.
Hay much@s más como yo, venid@s de lejos, extranjer@s,
ajen@s a estas costumbres
pero deseos@s de que sus vidas vayan mejor.

A veces me olvido de que estoy aquí.
Es la costumbre de escucharme, de andar.
Es mi expresión, mi rostro, mi manera de hablar.

Y luego surge la diferencia.
Hay much@s más como tú, venid@s de lejos, inmigrantes,
ajen@s a mis costumbres
pero deseos@s de que sus vidas vayan mejor.

A veces me olvido de que estoy aquí.
Es la costumbre de escucharnos, de andar.
Es nuestra expresión, nuestro rostro, nuestra manera de hablar.

Y luego surge la diferencia.
Hay muc@s más como nosotr@s, venid@s de lejos, human@s,
ajen@s a nuestras costumbres
pero deseos@s de que sus vidas vayan mejor.

¿Qué pasaría si ya no hubiera fronteras?
¿Si pudiésemos ir a cualquier parte?
¿Qué sucedería si nos encontráramos realmente?

1 comentario:

  1. Por aqui pasé y mi huellas dejé, gracias por tu visita a mi blog!! Por cierto, modero el blog de mujeres poetas internacional, si quieres unirte puedo agregar tu blog en nuestros listados para mas gente te lea...
    http://mujerespoetasinternacional.blogspot.com

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!