lunes, 22 de febrero de 2010

Me voy

Me voy donde no puedas encontrarme,
mi búsqueda termina en tu silencio.
Me perfumo de tu ausencia, soy libre.

Me marcho de esta oscuridad
y busco refugio en un sol real,
en ése que se refleja en el espejo, en mi luz interior.

Me evado porque no te pretendo más en mi vida
y aunque lo niegues,
tú tampoco me quieres en la tuya.

Me despido en una carta amarilla en un sobre negro,
en una inquietud incompleta,
en un menú de razones que tienen un mismo sabor en esencia.

No me sigas, no me busques.
Me alejo sin pisar tapices ni aceras.
Camino por la calle y luego escojo maderas. Navego.

No hay regreso, no hay excusas.
Renuncio a los recuerdos
y espero que tu también eso elijas.
Sé feliz.

Olvidemos el dolor y vayamos allí
separados, cada uno por su lado,
cada uno con su barco.

Será difícil el nuevo comienzo,
pero aun más si estamos juntos.
Lo siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!