martes, 9 de febrero de 2010

REM

En este sueño disparatado e inquietante
me gusta verte con los ojos cerrados.
Casi despierta, casi dormida
entre trenzas de sueños y flores.

Evoco esa vez que fui cometa
y tú la cuerda que me sostenía en tierra.
El viento era el amor más profundo que nos unía.

La fantasía más hermosa cumplida
en este parpadeo infinito que te busca
y ya no pregunta ni se desgana
porque sabe que en los sueños no hay límites,
casi parecen recuerdos.

Ya lo sé, bajo la luz de un deseo que imagino cumplido
no estás realmente conmigo.
El día es de soledad aunque aun te siento en la piel
y tus palabras me dan alivio.

Este sentimiento permanece
pero mi pensamiento se dispersa
ante la evidencia de que ya nunca volverás.


Mi alma se expande.
Si creo en el amor
algún día se transformará en persona.

http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-31712

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!