jueves, 11 de marzo de 2010

Camuflada

Me pides palabras que no poseo,
tú me enseñas y yo intento aprender
en este desafío continuo y pelea con el mundo.

Las voces suenan fuerte y mis oídos se cierran
para no ensordecerse de terror.

Mi garganta queda empeñada
por una esperanza prestada al viento,
éste se la ha llevado lejos para regalársela a alguien
tan mendig@ como yo.

Mis manos atadas con cuerdas blandas y elásticas,
yo enrrollada en una alfombra.

Uñas rotas de tanto rasgar contra el tejido,
la espiral me asfixia
y yo complico aún más mi estancia en el Universo.

Brazos azules en partes y también negros, verdes, amarillos.
Me pides palabras que no tengo porque me han cortado la lengua.
Sufro en mi silencio inevitable, pero todavía puedo escribir.

Quiero ser libre,
llámame cuando salga de nuevo la Luna.
Mientras, oraré para que desaparezca esta locura,
crearé mi plan de huida y obedeceré,
seguiré camuflada hasta que llegue la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!