jueves, 8 de abril de 2010

Las palabras que dejó el viento

Me atrapa el tiempo en palabras no dichas
y en sueños dejados por la mitad.
Pido perdón por las faltas, nunca supe gritar
y aunque no tenía miedo no te supe salvar.

Me abandona la duda
pero sé que no me quieres escuchar.
El problema es que me toca cantarte lo que siento,
ahora es demasiado tarde para detener este intento.

Soy ráfaga, soy tormenta,
alguna vez fui lluvia y viento,
ahora no tengo excusas para no explotar.

Soy el decreto de la verdad
y arrancaré las piedras que me pongas en el medio.

Nadie más volverá a callar.
Me atravieso en la puerta,
de aquí no te vas sin antes escuchar.

Escuchando “Hablar por hablar” Luis Ramiro

3 comentarios:

  1. ¡Excelente poesía! Espero tu visita en mi blog, ¡gracias!

    ResponderEliminar
  2. Hermoso, con decisión y un mensaje claro. me ha fascinado la fuerza de este poema.Mil besos!!

    ResponderEliminar
  3. Nos ha gustado tu blog, nos gustaria que dieras de alta tu web en nuestro directorio de blogs www.directorioguia.es ; Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!