jueves, 15 de abril de 2010

¿Que le hace falta a esta felicidad?

Te llevaría en un bolsillo si pudiera,
te amaría sin reparos en cualquier esquina si quisieras,
le gritaría al mundo la agonía de verte
sabiendo que te perderé después.

Camino pensando en ti, y estás aquí.
Duermo contigo, siento que eres mi almohada,
estás pegadito a mi alma.
Tu boca sigue diciendo que me amas en mi oído
mientras espero volver a encontrarte mañana.

Escribo después de una semana,
no sé que pasará, tengo miedo de lo que será.
A veces todo parece perfecto,
tanto que se me escapa la posibilidad
de que seas de verdad.
Estoy convencida de que eres un sueño. 

Tus manos eligen las mías,
tu abrazo se cobija en mi costado,
el Universo nos llama y yo conjuro un poema.

¿Que le hace falta a esta felicidad?

Te llevaría en un bolsillo si pudiera,
te amaría sin reparos en cualquier esquina si quisieras,
le gritaría al mundo la agonía de verte
sabiendo que te perderé después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!