martes, 25 de mayo de 2010

Reja

Me voy despacio por esta vereda 
de tierra ahumada y caliente,
me voy despierta con los pies cansados 
y los ojos clavados en el infinito,
me voy abrazada a la ternura 
que me exige un tiempo muerto,
me voy porque nadie me llama 
y porque necesito irme de esta selva.

Me voy porque la ruta está en quiebra 
en los pasadizos secretos
me voy de las cavernas y de los pozos de agua 
que se inventaron en guerras,
me voy del suelo, del cielo y de la nada 
y porque necesito irme de esta selva.

Me voy de la ciudad retorcida 
que copula con la manipulación,
me voy del entramado de tejidos simulados 
por una máquina perfecta,
me voy de lo inhumano, de lo extraño 
que me siento frente a mi mismo,
me voy del sentido, de la razón y de la cultura 
y porque necesito irme de esta selva.

Me voy, rosa tras la reja 
que busca  la libertad sin estar presa,
me voy porque si te miro con esta tristeza
no podré enfrentarte mañana cuando vuelva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!