miércoles, 15 de septiembre de 2010

Pasado

cuando la inspiración lo permite y el tiempo aprieta,
cuando el mar se agita y la visión se cansa,
cuando los dedos danzan y la sonrisa incita,
cuando la caricia excita y la mirada calma,
cuando las flores huelen a deseo y la lluvia las baña,
cuando el grifo gime y la cañería se estanca,
cuando te hablo y tú no me oyes,
cuando me hablas y yo no te entiendo,
cuando la pregunta se parece a la respuesta,
cuando la respuesta asusta y escapa,
cuando la boca canta y se seca la garganta,
cuando la palabra llama y la hoja se acaba...

cuando te miro y no reconozco tu cara,
cuando me observas y no recuerdas nada,
cuando me precipito y cambio de morada,
cuando la tortola se cobija en mi sombra,
cuando soy de madera y me quedo sin alas,
cuando las alas eran las que traías a mis ramas,
cuando las ramas se rompen y quiebran la esperanza,
cuando las palabras llaman y la hoja se acaba...

cuando vengo de puntillas a tu cama, 
cuando por miedo me escondo en tus sábanas,
cuando me abrazo a tu calor y te miro a la cara,
cuando todo el tormentoso pasado se descarta
y ya solo queda el amor,
cuando con tus manos despejas el horror
mi corazón lo sabe, se tranquiliza y duerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!