martes, 8 de noviembre de 2011

Despedida en una balada

Despedida en cuatro palabras
y una canción,
melodía del corazón
que llora triste
por falta de esa emoción.

Murió el alma
atornillada a una respuesta,
murió esperando,
esperando murió
por falta de esa emoción.

Pereció en silencio,
nada supo decir
solo cuatro palabras y una canción
trajo el viento
al oído de la tierra
que se lamentaba pegada al corazón.

Negro sobre rojo,
barro sobre sangre
el aire penetró la oscuridad
y rompió el silencio
con cuatro palabras y una canción.

"El alma ha muerto"
En la orilla del río se quedó
esperando la llegada del amor
pero no vino ni la sorprendió
con desesperación al agua se lanzó.

El alma murió
por falta de esa emoción.

El alma murió de dolor
por tanta incomprensión
no pedía nada,
quería darlo todo
pero el río no le trajo lo único que necesitaba.

Esperanza en un mundo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!