lunes, 14 de noviembre de 2011

Respeta mi vida

Debajo de un sueño,
una ilusión,
un pasar el tiempo sin excepción,
una mirada única,
a tiros contra la construcción.

No importa la vida,
no interesa el amor,
los proyectos ni el trabajo,
solo imponer el poder de la ilusión.

Instituciones y personas,
creación de unas por otras
para llegar a alguna conclusión.

Párate frente a mi cuando llegues,
mírame a los ojos
y dime que esto no es exclusión,
siéntate conmigo y pregúntame como estoy
algo que no has hecho hasta ahora,
ni siquiera sabes quien soy.

Sólo vienes a imponer tu voluntad,
no existe más que tu verdad,
pero eres una ilusión,
y eso forma parte de la imaginación,
no del día a día en el que no estuviste.
No reconoces mi labor.

No quiero glorias,
pero las he conseguido.

No deseo aplausos,
aunque me los he ganado.

No necesito protagonismo,
sin embargo soy reconocido.

Sólo vengo a defender mi honor y mi valor,
no espero un podio,
un premio o una canción
solo que aceptes el rumbo de los hechos,
mi elección.

Respeta mi vida,
no soy lo que quieres que sea
ni tampoco lo seré
por más que vengas con tu ejército
a imponerme un nombre
y una misión,
por más que me insultes,
por más que  me grites,
este no será nunca tu corazón.

Eres una ilusión
y eso es un error
por más triste que te resulte la definición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!