lunes, 12 de diciembre de 2011

Tormenta

La tormenta azota,
castiga la mente,
impregna la voz
mientras aclama el desencanto
una única razón.

La tormenta persigue la ocasión,
esperanza desierta
pintada sobre cartón,
dibujo antiguo que busca salvación.

La tormenta llora
porque su temor se acerca,
se aproxima la desesperación,
sobre las dunas duerme el monstruo,
desde alli observa la confusión.

La tormenta se presenta,
entre mareos parece derrota
¿mas fuerte o vencida?

1 comentario:

  1. Veo tu precioso poema envuelto en sentimientos de desamor.
    El desamor es una puerta que se cierra a la vez que otras muchas puertas están esperando ser abiertas. Sobre todo no hay que tener miedo, solo hay que atreverse a dar un paso al frente y empujar una y otra puerta hasta encontrar lo que andamos buscando y cuando lo encontremos utilizar todo lo que hemos aprendido en experiencias anteriores para seguir avanzando en las nuevas empresas.
    Por otro lado quiero agradecerte tu visita a mi blog
    y te animo a que te sigas pasando siempre que quieras e incluso me comentes con sinceridad, pues tu comentario es muy valioso para mi.
    çUn saludo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!