miércoles, 29 de febrero de 2012

Cerradura

Blindada, acojonada,
puerta de madera forzada
a estar con cerraduras perfumadas
de temor escenificado en el alma.

Blindada, acomplejada
por la combinada apariencia segura
que dan las cuatro vueltas y media
de la cerradura mojada.

Blindada, desafiante a la entrada
de extraños seres purpúreos
que un día intentarán
arrancar la madera
o acariciar  con llaves maestras
el pasillo de esperada presencia.

Blindada, puerta de malvenida ocasión
que nadie desea, que todos esperan
que yo desespero
si he olvidado trancarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!