jueves, 18 de octubre de 2012

Infierno en pocas luces

Disparo de inquietud, violencia que rompe,
navajas que recorren
mi extraña inocencia.

Culpable de ignorarte, de juzgarte
con palabras grandes
y pocas virtudes.

Angustia de quererte, de añorar tu belleza,
no se debería sentir tristeza
sólo por intereses diferentes.

Pero las ideas hechas actos
tienen sus consecuencias,
y no tener maestros también las tiene.

Sin claridad en la mente ni trabajo en las manos,
sin humildad en el alma ni transparencia en los ojos...
¿Quién declara la paz si no conoce la justicia?
¿Quién es juez si no ama a las personas?

Infierno en pocas luces,
me doy de bruces contra la vida.
Niebla que tapa mi horizonte:
¿Humo, vapor,o simplemente el norte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!