jueves, 15 de agosto de 2013

Amélie

Mi niña más pequeña e inocente,
pedazo de luna y de sol,
constelación de estrellas
que forman un ángel
como resultado del amor.

Mi niña preciosa nos llama la atención,
nos mira, nos busca,
y nos atrae a su mundo de color.

Mi niña nos acoge en su ternura
y nos cambia el humor,
nos hace más humildes y humanos,
capaces de ser mejor.

Mi niña más pequeña tiene una misión,
ser mensajera de la recuperación,
llevar la paz al corazón
con su sonrisa y su mano pequeña
cogiendo mi emoción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!