jueves, 15 de agosto de 2013

Aprender

Contigo me tiembla el pulso,
menos que antes,
pero con errores más importantes,
más graves, más inexpertos,
pero es lo que tiene
estar a solas tu y yo,
frente a frente,
sin nadie que intermedie,
sin nadie que aconseje.

Contigo me tiembla el pulso,
me desvío del rumbo,
me equivoco de pedales
o me quedo en punto muerto
sin entender que ha pasado,
por qué no funciona la caja de cambios.

Contigo me tiembla el pulso,
la mente se pelea,
los nervios traicionan
pero el instinto se impone,
extrañamente es cuando parece
que las cosas funcionan.

Tengo un ángel que me protege,
hace tiempo podría haber muerto,
o estar mal herida gravemente.
Espero siga allí siempre,
espero aprender más rápidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!