miércoles, 28 de enero de 2015

El grito

A veces me acuerdo de él
y me duele.

Me duele el alma, la garganta,
las manos, los ojos...

Me dueles tú,
me duelo yo,
me duele el egoísmo, la confusión,
la frustración, el miedo....

Me acuerdo de él
y se ahoga la voz,
se encoge la boca,
se calla la vida.

El grito se vuelve a escapar en silencio
y explota por dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!