lunes, 18 de enero de 2010

Nostalgia

Me subo a esa ola porque quiero irme de viaje,
no me esperan en casa
ni nadie preguntará por mi esta noche.

Me trepo a esa ola porque disfruto del mar
como de pocas cosas,
me peina la brisa y me engomina la sal.

Me dejo llevar por las fuerzas de la naturaleza,
incapaz de sobre llevar la tristeza de perderla.
Me aferro al recuerdo de su sabor y su aroma,
inspiro desde la cresta de la ola.

Sin tabla, sin lancha, sin motor,
sólo con mis brazos hechos aletas de pez.
Así me siento, como en el hábitat que fue,
allá lejos, hace tiempo,
tanto espacio que no sé como hacer para retenerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!