sábado, 4 de junio de 2016

De repente no

Y de repente la que arriesga, gana.
De repente todo es posible.

De repente no es.

De repente, entre la tristeza, el cansancio,
la timidez, el miedo hecho pánico....

De repente no es.

Todo es un bulto acumulado de años,
de esfuerzo, de sueños, de dudas....

De repente no es.... Soy yo.

viernes, 22 de abril de 2016

Derecho a vivir

Sólo pido éso:
Derecho a vivir,
no sólo responsabilidad.

Derecho a disfrutar, a sentir,
que el tiempo pase
pero pasando yo por el tiempo.

Siendo haciendo,
bailando, cantando,
riendo, llorando,
pero feliz en el fondo.

Derecho a vivir dignamente,
eso pido.

Amar, compartir,
construir, repartir,
caminar, correr...
Elegir.

Derecho a vivir y a descansar.

domingo, 10 de abril de 2016

Maneras

Hay muchas maneras de ser
y no ser.

Maneras de vivir y de morir,
de repetir, de olvidar,
de irse, de regresar,
de estar y no estar.

Son elecciones o lecciones,
decisiones tomadas en momentos
rodeadas de vientos y tormentos
o en la paz de la brisa del mar.

Pero hay maneras y maneras,
determinan nuestra vida,
las tenemos que conocer,
asumir o cambiar.

viernes, 4 de marzo de 2016

Niña

La niña bailaba
al ritmo de la canción
su abuela aplaudía,
su padre admiraba.

La niña bailaba
al lado del río,
bailaba en el paseo del Tajo
que se muere al paso por Talavera.

Bailaba inocente,
casi en contradicción con los peces...

domingo, 14 de febrero de 2016

Tierra

El viento mueve la hierba,
la hierba alimenta los bichos,
los bichos comen la tierra,
la Tierra gira sobre sí misma,
me siento un poco la tierra,
me siento un poco planeta.

sábado, 6 de febrero de 2016

La línea de nuestra vida

La línea de nuestra vida,
de la tuya y de la mía
no es la de mi mano
sino la que está debajo de mi tripa.

Una línea irregular,
gruesa, ancha, profunda, carnal,
una línea única, especial.

La línea de nuestra vida.

La que comenzó cuando naciste,
la que siempre estará allí
para recordar de donde vienes
y donde siempre podrás volver.

La línea de nuestra vida,
la raya entre antes y después,
la sonrisa cicatrizada,
la eterna morada del amor,
del amor más puro entre tu y yo.

Te amo hijo.

miércoles, 12 de agosto de 2015

La silla de madera

Si te encontrara ahora te abrazaría,
sin saber nada de ti,
abrazaría a esa niña que fuiste,
la que me regaló la silla de madera.

Porque a través de otros brazos
me has abrazado sin saber nada de mí,
simplemente porque lo necesitaba.

En ese rostro había mucha verdad,
de esa que se intenta describir
pero nadie contempla por completo.

Si te encontrara ahora...

Esa silla de madera necesita compañeras. ..