lunes, 15 de febrero de 2010

Hipnosis

Más tarde dormiré en tus brazos,
cuando ya no puedas decirme que no,
cuando el sueño te haya alejado de mí.

Más tarde apoyaré mi cabeza en tu pecho
y sentiré tu alma cantar.
Viajaré a ese lugar tibio que me niegas,
que ya no quieres conmigo compartir.

Más tarde, cuando despiertes y yo ya no esté,
sabrás que has descansado bien,
pero no imaginarás por qué.

Ya no mendigo un amor que no me pertenece,
sólo he venido a despedirme.
Sin molestar, en silencio,
sin derecho quizás pero siempre con sinceridad.

Mucho más tarde, cuando por alguna curiosa razón
recuerdes mi nombre y percibas que estuve en tu vida, sonreirás.
A pesar del dolor hay recuerdos bellos
que nadie descubrirá jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!