lunes, 22 de febrero de 2010

No quiero despertarme

Te miro mientras duermes y disimulo sonidos.
Sé que sabes lo que hago, pero es divertido,
es nuestro juego matutino.

Sonrío mientras te veo soñando,
en algún momento tus párpados cambian de ritmo
y sé que me he delatado.

Sigues un rato con los ojos cerrados
como pidiéndome que te despierte con besos enamorados,
de esos suaves y dulces
que nos dejan embelesados con ganas de más.

No quiero despertarme antes,
sé que también tienes tu ritual.
Pasas tus dedos por mi cara a tan corta distancia
que crees que no las siento,
pero es imposible escapar a tu calor y tampoco lo intento.

Entre amaneceres, abrazos, caricias, mimos, silencios…
Entre ronquidos y labios secos que piden refresco del bueno.
Entre vueltas derechas y de revés…Entre arribas y abajos.
¿Qué puedo decir? No quiero despertar,
me gusta imaginar que estás dormido
cuando en realidad jugamos al amor con todos los sentidos.

2 comentarios:

  1. ¡Qué hermoso! Te felicito. Gracias por compartir el amor que sentís en tu corazón. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que bonitas letras en tus entradas.Comienza la semana y hay que ponerle toda la energia,que puedo decir de tu sitio que no te he dicho ya,sábes que me encanta pasar de visita por aqui,vengo siempre porque me reconforta.Hoy llego desde Cuentos y Orquideas y tengo un nuevo cuento a ver si gusta,hecha esta la invitacion entonces,te mando un fuerte abrazo.Mucha luz y hasta pronto...

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!