martes, 2 de febrero de 2010

¿Por qué no podemos jugar en columpios?

Cuando los cabellos se dejaban llevar por el viento
y nos acariciaba la cara el cielo.
Cuando las piernas nadaban en el aire a modo de pez en el agua.
Cuando sonreíamos por las cosquillas y gritábamos por el vértigo.

¿Por qué no podemos ser niñ@s, pequeñ@s, inocentes otra vez?
Cuando estaba permitido jugar, correr y saltar a la cuerda.
Cuando el error era una excusa para darse un abrazo.
Cuando la amistad era para siempre
y los caprichos eran dormir en brazos de nuestros padres.

¿Por qué no apreciamos lo sencillo?
Cuando la vida y la muerte eran fáciles de explicar
y no importaba si no entendíamos nada, estábamos content@s igual.
Cuando los árboles eran para subirse y hacer casas.
Cuando se podía cantar y desafinar en coro

¿Dónde quedó la infancia de los adultos?

¿Dónde está nuestr@ niñ@?

1 comentario:

  1. Fantástica rosalie, me ha encantado!!!!
    Yo descubro mi niña, por momentos, pero la pierdo tan rápido. Mi hija me ayuda, al menos, a ver un espejismo pero me contento con sonreir y brillas a travez de su luz, su ingenuidad, su espontaneidad.
    Donde esta nuestra niña interior? de vez en cuando es necesario buscarla, abrazarla, y decirle cuanto la queremos!!!
    un beso

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!