martes, 11 de mayo de 2010

Recuerdo

A veces te pierdo en el recuerdo,
en la sonrisa clara de un pasajero
que asoma distraído a mi ventana,
yo que fui Luna y tu Sol,
yo que de pedacitos hice una canción
transformando sueños en realidad.

Toma mi mano despacio y dime si me sientes.
¿Te acuerdas del perfume de esta flor?

A veces te encuentro en el recuerdo,
en la mirada clara de un pasajero
que asoma decidido a mi ventana,
yo que fui Luna y tu Sol,
yo que de momentos hice una emoción
transformando la realidad en sueños.

Toma mi boca despacio y dime si me sientes.
¿Te acuerdas del sabor de esta flor?

A veces me confundo entre la gente,
entre los pasos y las voces
y te busco desconsoladamente
en los ruidos de un pasajero que asoma
sin asomarse a mi ventana,
yo que soy Luna y tu Sol,
yo que del camino hice un sendero sinuoso
sin destino definido transformando deseos
en acciones inconscientes.

Toma mi vida despacio y dime si me sientes.
¿Te acuerdas del valor de esta flor?

Amanece esta noche, el atardecer fue esta mañana
cuando de esta Tierra floreció una Esperanza y yo te vi,
por primera vez supe que estabas ahí,
mirándome en silencio sin saber que decir.

En este mundo del revés,
del bostezo que se despierta
oigo el viento, la ola y la paz.
Cuestiono los sentidos que me enseñan el mundo,
la razón que los interpreta.

Dame tu mano, tu boca y tu vida
sólo si te sientes realmente mío
porque no tolero a los arrogantes
ni a los posesivos sentimientos que te llaman.

Respétame en el instante de la duda
y en la necesidad de tu compañía
que el recuerdo es una cosa transitoria
que dura toda la vida y más.
  

1 comentario:

  1. Sigo pensando lo mismo , maravillosas tus letras, que bueno es leer tus poemas, cariños desde Argentina

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!