viernes, 21 de enero de 2011

Las noches también lloran

Se arropan de estrellas y se esconden detrás de la Luna.
¡Qué amable que les deja su sombra!
¡Qué grande que les calma las angustias!

Se oscurecen para que nadie las vea,
se escapan de la vista de transeúntes, se escabullen…

Pero las noches también lloran.
¿No has oído el viento a medianoche?
¿No has sentido el trueno en tus entrañas?
Las noches también lloran.

Lloran cuando ya no las miras,
cuando pasa tu vida y de ellas te olvidas.
Lloran cuando no oyen tu risa,
cuando el día se ha llevado tu alegría.

Lloran cuando corres sin saber a dónde
y ellas no pueden alcanzarte.
Lloran cuando te pierdes
y ya no logras encontrarte.

Las noches también lloran
¿Por qué no haces que rían?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!