miércoles, 29 de febrero de 2012

Uno

Y tempraño llegará la Luna
para apoyar su cabeza
en el pecho más bonito del mundo
cálido aroma de Sol
sobre la corriente del río.

Y mañana se levantará la Luna
sobre el reflejo del Sol en el río
baño tibio de pureza y cariño
que adora su recorrido.

Y la Luna se irá a tiempo
en el perfecto momento
del embrujo del Sol
donde duerme el espejo de su corazón
al acariciar cada amanecer
los rayos de su ser y su amor.

1 comentario:

  1. Sol y luna
    inspiradoras musas
    de tan bello poema
    que nos regalas

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!