viernes, 19 de marzo de 2010

En palabras sobre papel

Te lo escribo porque si lo pronuncio
se me va a quebrar la voz y tal vez salga corriendo.

Te lo escribo porque es mi mejor forma de expresarlo,
aunque seas perezoso con la lectura
espero que esto lo hagas por mi e intentes leerlo.

Te escribo porque así me muestro
sin miedo a ponerme colorada delate tuyo,
porque no quiero que te burles
ni te preocupes de mi nerviosismo.

Te lo escribo porque así te imagino
tocándome en este papel que es mío.

Te escribo porque soy amante del tiempo y lo eterno
y lo que está escrito nadie lo borra ni se lo lleva el viento,
aunque hay ilus@s que lo han intentado.

Te escribo porque así amanece más temprano,
se disipa la duda de lo raro;
no es solo por poeta ni por costumbre,
te escribo porque te amo en letras.

Te escribo porque me nace así hacerlo,
aunque digan que tengo voz dulce
la verdad es que tu mirada me deja sin aliento.

Te escribo porque dispuesta en la playa se piensa mejor
y se liberan las tensiones.

Te escribo porque la melodía que suena
me inspira en lo más hondo.
No puedo hablarte con auriculares puestos.

Te escribo porque no sé tocar el piano ni la guitarra,
te escribo porque no sé pintar.

Te escribo porque desafino y porque me salgo de ritmo.

Te escribo porque se me da bien teclear
y sonreírle al ordenador mientras pienso en ti.

Te escribo porque no tengo otra magia
que la que me regala de vez en cuando el universo.

Te escribo porque las estrellas me lo piden,
porque la luna te anhela en ese lago cerca de la cabaña
donde sueles ir a despejarte.

Te escribo porque tengo ganas de verte descifrar mis palabras,
porque me encandila observarte concentrado,
porque me fascina tu pelo despeinado, recién levantado.

Te escribo porque quiero que tu lo digas primero.
Necesito oírlo. Necesito saberlo.

Te lo escribo y luego lo leo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por pasar, comentar y sugerir!